El Canal Beagle esta ubicado en el extremo Meridional de América del Sur, unos kilómetros al norte del paralelo 55° sur, entre los meridianos 71° y 66° oeste, al sur de la isla Grande de Tierra del Fuego.

El nombre de este canal en lengua yámana es Onashaga. Esta es la lengua de los antiguos habitantes de las costas del canal Beagle.

El nombre Beagle fue dado en homenaje al barco HMS Beagle, que realizó un estudio hidrográfico de las costas de la parte meridional de América del Sur entre 1826 y 1830 al mando de Phillip Parker King.

Navegaciones y excursiones por el Canal Beagle

Desde el puerto de Ushuaia salen diariamente diferentes tipos de embarcaciones que navegan el Canal Beagle, visitando las colonias de fauna y avifauna marítima silvestre. El circuito clásico disponible durante todo el año recorre la Isla de los Pájaros y la Isla de los Lobos, continuando hasta el sitio emblema de la ciudad: el Faro Les Eclaireurs, un símbolo del “fin del mundo” que en realidad indica a los navegantes el ingreso a la Bahía de Ushuaia. La excursión dura entre dos y cuatro horas dependiendo del tipo de embarcación y es posible realizarla por la mañana o por la tarde.

beagle-channel-chileExisten empresas que ofrecen caminatas en islas Bridges o en isla “H” brindando una variable para aquellos turistas que buscan excursiones más activas. En todos los casos, la navegación se realiza en compañía de guías experimentados que lo informan sobre historia, geografía, flora y fauna del lugar.

Entre los meses de Noviembre y Marzo, al circuito clásico se le suma la opción conocida como “Pingüinera”, en la que el recorrido se extiende 90 km. al sur hasta la Isla Martillo, donde nidifica una importante colonia de Pingüinos Magallánicos. Durante el recorrido se navega bordeando la costa este del Canal, por lo que se pueden apreciar sus pequeñas bahías y puertos naturales. Esta navegación tiene una duración aproximada de 6 hrs.

También es posible desembarcar en la Isla para poder disfrutar de una caminata muy cerca de la fauna. Para ello, se ofrecen salidas regulares en las que se traslada a los pasajeros por vía terrestre desde la ciudad hasta la Estanacia Harberton, ubicada a 85 km. Desde allí se embarca en semirrigidos hasta la Isla Martillo donde se disfruta de la compañía de los pingüinos magallánicos. Es muy importante realizar la reserva previa de este servicio, ya que existe un cupo limitado para el desembarco.

El circuito de navegación más extenso combina el clásico, la pingüinera y llega hasta la Estancia Harberton. Este completo recorrido se realiza únicamente de noviembre a marzo.

Canal Beagle

Esta fue la primera estancia en Tierra del Fuego, establecida en 1886 por Thomas Bridges, misionero anglicano que realizó tareas de evangelización con el pueblo Yámana. Además de ofrecer circuitos guiados en el casco de la estancia, el museo “Acatushun” de aves y mamíferos marinos tiene una exhibición permanente con estructuras óseas de más de 2.700 mamíferos marinos y 2.300 aves de la región.

No solo es posible conocer Harberton a través de la navegación, sino que además se puede acceder al lugar a través de excursión terrestre de agencias de viajes, alquilando un vehículo o bien mediante el servicio de bus de línea regular.

Por otra parte, desde el pequeño muelle ubicado en Ensenada Zaratiegui – a dos kilómetros del ingreso al Parque Nacional Tierra del Fuego- se ofrecen circuitos regulares de navegaciones en botes semirrígidos hacia Isla Redonda y Bahía Lapataia. En esta excursión se desembarca en la Isla para recorrer sus senderos de interpretación, disfrutando de la vista panorámica única del Canal Beagle. Desde la Isla Redonda, se puede optar por continuar la navegación hacia Bahía Lapataia o hacia el Hito XXVI, límite fronterizo entre nuestro país y la República de Chile. Esta navegación también es comercializada por las agencias de viajes locales.

Importante: Las salidas de todas las embarcaciones y los desembarcos están sujetos a las condiciones meteorológicas. Cada pasajero debe abonar aparte las tasas de embarque correspondientes. Todas las navegaciones pueden ser contratadas directamente en el muelle turístico de la ciudad o en cualquier agencia de viajes

Historia reciente del Canal Beagle

En abril de 1830, estando el HMS Beagle fondeado en la bahía Orange, su comandante Robert Fitz Roy envió al oficial de navegación teniente M. Murray a inspeccionar la parte norte de bahía Nassau. Éste oficial descubrió un estrecho paso (el que luego fue bautizado en su honor como canal Murray), que desembocaba en un canal recto, de aproximadamente dos millas o más de ancho, que se extendía de este a oeste hasta donde alcanzaba la vista. A ese canal se lo denominó Beagle.

En el segundo viaje del HMS Beagle, bajo el mando del capitán Fitz Roy, viajaba a bordo el naturalista Charles Darwin, quien tuvo su primera vista de un glaciar al llegar al Canal Beagle el 29 de enero de 1833.

Los Primeros Habitantes: Los nómades canoeros.

Los yámanas eran los habitantes nativos del Canal Beagle. Según estudios arqueológicos se estima que lo hicieron desde al año 4.100 a. c. destacándose las observaciones científicas realizadas desde 1830 por Weddel, Le Martial, Gusinde, Agostini, Darwin, quienes aportaron buena información a través de la observación directa. Se trataba de intrépidos canoeros que ocupaban ambas márgenes del Canal Beagle y adyacencias hasta el Cabo de Hornos. Su vida se desarrollaba a través de sus canoas construidas con corteza de guindos En el centro siempre ardía una brasa sobre piedras y tierra generalmente atendida por niños, mientras la mujer comandaba la embarcación desde la popa. En proa se ubicaba el hombre, dedicado a la pesca y captura de animales marinos que constituía su base de alimentación, además de la recolección de mariscos que ofrecían en abundancia las costas del canal. Se asentaban en tierra y construían simples viviendas de forma cónica realizadas en ramas de árboles y algunos cueros. Estos refugios eran abandonados y el clima se ocupaba de limpiarlos, siendo luego reutilizados, sea por las mismas familias u otras. Esta antigua cultura logro sobrevivir en armonia con su medio ambiente durane más de cinco mil años.

Conflicto del Beagle

La controversia entre Argentina y Chile respecto de la soberanía de las islas del canal Beagle fue resuelta mediante la firma del Tratado de Paz y Amistad en 1984. Acuerdo alcanzado por mediación del papa Juan Pablo II luego de que Argentina declarara nulo el laudo arbitral de la reina británica de 1977, que había sido solicitado por ambos países para resolver la disputa, poniéndolos al borde de la guerra.

Respecto de la boca oriental del canal Beagle ambos países se apoyaron en los escritos de sus descubridores para afirmar sus respectivas posiciones.
[/pane] [/accordion]

Fuentes y enlaces externos:
http://es.wikipedia.org/wiki/Canal_Beagle
http://www.turismoushuaia.com/es/estoy-en-ushuaia/quehacer/en-el-canal-beagle